EL ECUADOR Y ALCA

 

   El proyecto de crear una zona de libre comercio desde Alaska hasta Tierra del Fuego, se materializó en el Pacto para el Desarrollo y la Prosperidad de las Américas, suscrito en la Cumbre de Presidentes de diciembre de 1994, en la ciudad de Miami. El Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), fue uno de los 23 puntos establecidos en el Plan de Acción de dicho pacto.

   Desde entonces, la creación del Area de Libre Comercio de las Américas se ha convertido en un proceso integral de negociaciones. Una vez establecida, el ALCA será el área de comercio regional más grande del mundo, con más de 800 millones de habitantes.

   Para la gestión de estas complejas negociaciones, los países decidieron establecer un sistema de coordinación. El país que coordina el proceso (el "Presidente") supervisa la labor de todos los grupos oficiales del ALCA y dirige a todos los demás países en sus esfuerzos por cumplir sus mandatos.

   A fin de dar oportuno seguimiento al Plan de Acción, se decidió la realización de Reuniones Ministeriales, la primera de las cuales, llevada a cabo en Denver, Estados Unidos, en junio de 1995, acordó desarrollar el plan de trabajo para iniciar las negociaciones, considerando indispensable que en éstas se permitiera la participación activa y expresa del sector empresarial.

   La declaración ministerial de Belo Horizonte marcó un punto de inflexión en el proceso de construcción del ALCA, alcanzándose allí importantes definiciones acerca de algunos de los principales criterios que servirían de guía para las negociaciones, especialmente, el principio del compromiso único comprensivo (single undertaking) según el cual "nada está acordado hasta que todo esté acordado".

   La cuarta reunión ministerial tuvo lugar en San José, Costa Rica, en el mes de marzo de 1998. La declaración dejó establecido el Comité de Negociaciones Comerciales (CNC) a nivel de viceministros; creó nueve Grupos de Negociación (GN), cuya misión incluye, entre otras, "negociar un acuerdo balanceado, comprensivo y consistente con las reglas de la Organización Mundial de Comercio". Los Grupos de Negociación son: (1) acceso a mercados; (2) inversiones; (3) servicios; (4) compras del sector público; (5) solución de controversias; (6) agricultura; (7) propiedad intelectual; (8) subsidios, antidumping y derechos compensatorios; y, (9) política de competencia. La Presidencia y Vicepresidencia de cada uno de los nueve grupos tienen una duración de 18 meses, y son escogidas teniendo en consideración el principio de equilibrio geográfico durante cada período.

   En la Declaración de San José se acordó, además, la creación del Grupo Consultivo sobre Economías más Pequeñas, abierto a la participación de todos los países del ALCA. Se acordó que la sede de las negociaciones sería rotativa.: Estados Unidos (Miami) tuvo la sede durante los tres primeros años; Panamá (Ciudad de Panamá) la tiene actualmente por dos años y México (Ciudad de México) será la sede durante los últimos dos años del proceso, o el tiempo que sea necesario para concluir las negociaciones.

   En la quinta reunión ministerial que se desarrolló en la ciudad de Toronto, Canadá, en noviembre de 1999, se destacó el avance logrado para la puesta en práctica de programas de trabajo en cada uno de los nueve Grupos de Negociación, el Grupo Consultivo sobre Economías más Pequeñas, el Comité de Representantes Gubernamentales sobre la Participación de la Sociedad Civil y el Comité Conjunto de Expertos sobre Comercio Electrónico; el establecimiento y funcionamiento de la Secretaría Administrativa, el avance en las reglas y procedimientos para conducir las negociaciones; y la creación de un Subcomité del CNC sobre Presupuesto y Administración con el objeto de fortalecer la gestión financiera de las negociaciones.

   De otra parte, se reafirmó el papel central del CNC para conducir las negociaciones del ALCA; se acordó un número de medidas de facilitación de negocios como parte de los continuos esfuerzos para lograr progresos en la creación del ALCA, habiéndose concretado el trabajo inicial en las áreas de los procedimientos aduaneros y en el logro de una mayor transparencia, como respuesta a las prioridades identificadas por las comunidades empresariales.

   Los Gobiernos del Hemisferio Occidental están comprometidos con la transparencia en el proceso    de negociaciones. Por ello, acordaron crear un Comité de la Sociedad Civil, para así facilitar la participación de la comunidad empresarial, de organizaciones laborales y de medio ambiente, y de grupos académicos, que deseen presentar sus puntos de vista, de manera constructiva, sobre los temas que estén siendo negociados, así como sobre asuntos comerciales en general. En la búsqueda de un Area de Libre Comercio de las Américas, es la primera vez que se incluye un grupo de esta naturaleza en una negociación de tal magnitud. Esta es una característica única en su genero dentro del proceso ALCA.

   Cabe señalar, por otra parte, que desde el comienzo de las reuniones oficiales del ALCA, un grupo de empresarios comenzó a asistir acompañando a las comitivas oficiales. Este grupo fue el germen de lo que ahora se conoce como "Foro Empresarial de las Américas", que se constituye en reuniones, en las mismas ocasiones y de manera paralela a las reuniones de los Ministros.

   El Comité Tripartito del ALCA, compuesto por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe de las Naciones Unidas (CEPAL), y la Organización de los Estados Americanos (OEA), es el organismo que proporciona apoyo técnico y logístico a los grupos. El Comité Tripartito responde a las solicitudes de los Grupos de Negociación y Comités para el apoyo técnico colectivo y también provee el apoyo técnico y financiero a la Secretaría Administrativa del ALCA. Los miembros del Comité Tripartito han brindado también su apoyo al Foro Empresarial de las Américas. Asimismo, ofrecerán asistencia técnica sobre temas relacionados al ALCA, en especial a las Economías más Pequeñas del Hemisferio.

 

PRESIDENCIA DEL ECUADOR

   Las negociaciones del ALCA se llevan a cabo bajo una estructura acordada hasta el año 2004. Dicha estructura es flexible, ya que asegura una amplia representación geográfica de los países participantes a través de una rotación de la presidencia del proceso, la localización de las negociaciones y las responsabilidades de los grupos negociadores. La Presidencia rota cada 18 meses, o al concluir cada Reunión Ministerial. Los países que han sido designados para ejercer la Presidencia del proceso ALCA por períodos sucesivos son: Canadá, Argentina, Ecuador y, conjuntamente, Brasil y Estados Unidos.

   Al Ecuador se le confió la enorme responsabilidad de presidir el proceso desde el 1° de mayo del 2001 hasta octubre del 2002. Se trata, sin duda, de una de las tareas más significativas que al país le ha tocado asumir en el campo internacional.

   Para el Ecuador y Latinoamérica, el ALCA refleja el interés de completar los esfuerzos realizados en los esquemas nacionales de apertura con el logro de una nueva relación económica. No se habría lanzado de no existir un contexto de estrategias económicas, basadas en la inserción internacional y en la competitividad. Sin embargo, el ALCA, que encarna un nuevo ciclo en las relaciones hemisféricas, no se limita a lo comercial ya que trasciende la búsqueda de nuevos mercados e inversiones. Supone un interés político al confirmar la determinación latinoamericana de mantener la apertura económica y acordar con los Estados Unidos compromisos internacionales que proscriban retrocesos.

   Al Ecuador le corresponde asumir la presidencia del ALCA cuando los Grupos de Negociación han entregado ya "textos" de lo que podrían ser los respectivos capítulos de un acuerdo del Area de Libre Comercio de las Américas; es decir, cuando se va a dar inicio a la verdadera negociación.

   El ALCA constituye el gran desafío del continente americano. Sin embargo, la posibilidad de crear una zona de libre comercio desde Alaska hasta Tierra del Fuego suscita un cierto número de dudas, sobre todo en los países de América Latina donde el interrogante es de qué modo puede afectar o favorecer esta zona de libre comercio a los países que van a formar parte de ella, zona en la que coexisten grandes potencias con países de menor desarrollo.

   El carácter político que sirve de marco para la negociación comercial del ALCA, obliga al país a manejar la presidencia del proceso en una forma equilibrada, tomando en consideración las diferentes posiciones de los países, así como sus distintos niveles de desarrollo.

   Es claro que el Ecuador debe velar porque los derechos de los países en desarrollo, incluidas las economías más pequeñas, sean debidamente tomados en consideración, a fin de que todas las naciones participantes en el ALCA puedan aprovechar las ventajas que el proceso ofrece. Todas las declaraciones ministeriales que se han producido hasta la fecha recogen la necesidad de tomar en cuenta las diferencias en los niveles de desarrollo y el tamaño de las economías.

   De ahí que resultan fundamentales las acciones de cooperación y asistencia técnica, no sólo para la formación y entrenamiento de negociadores, acceso a la información y fortalecimiento institucional que se han venido ejecutando, sino, sobre todo acciones más amplias y profundas en el campo de la educación, la ciencia y la tecnología y en el campo financiero, para que los países pequeños puedan efectivamente beneficiarse de una zona hemisférica de libre comercio.

   Una buena negociación debe reconocer, además, un tratamiento diferenciado y preferente en todos los campos, que pudiera empezar por la consolidación de los sistemas de preferencias arancelarias, ampliados y profundizados, de que ahora gozan los países y grupos de países. La agricultura será probablemente una de las áreas más difíciles de enfrentar, en parte porque muchos de los temas requieren solución en el ámbito multilateral y, por otro lado, porque los países sudamericanos y del Caribe venden productos agropecuarios fuertemente protegidos en los Estados Unidos, cuyo gobierno, Congreso incluido, han demostrado hasta ahora muy poca disposición a reducir esas protecciones bajo las formas de precios garantizados, subsidios, cuotas de importación, elevados aranceles o derechos compensatorios y anti-dumping.

   Sin duda, los mayores beneficios del ALCA vendrán después de que este acuerdo entre en vigencia. Sin embargo, debemos estar conscientes de que el proceso de negociación crea oportunidades y tiene una serie de beneficios colaterales, tales como señalar una dirección estratégica para los procesos de reforma económica de nuestros países, y el envío de señales positivas a los mercados y a los inversionistas.

   El Ecuador participa en esta negociación en forma coordinada con sus socios de la Comunidad Andina, que han mantenido una postura única desde el inicio de este proceso. El principal objetivo del bloque es la defensa de una negociación integral y gradual, que abarque todos los temas que forman parte de la agenda multilateral.

   De ahí la importancia de hacer una reflexión crítica, segura, seria y objetiva sobre lo que significa para el país y para la Comunidad Andina su inserción en el ALCA. Independientemente de las dificultades que existen y que deberán seguir sorteando nuestros países, la creación del ALCA, en los términos antes expuestos, puede considerarse como uno de los mejores medios del hemisferio para responder al desafío de la globalización de la economía.

   El Ecuador está preparado para asumir con responsabilidad este enorme compromiso que lo hará por medio del Ministerio de Relaciones Exteriores, entidad que coordinará con otras instituciones nacionales para determinar la mejor manera de conducir la presidencia del ALCA y los grupos de negociación. El Gobierno decidió la creación de una partida presupuestaria para este propósito, que se complementará con los aportes que para el efecto se han obtenido del BID y de la CAF. Cuenta, además, con recursos humanos altamente calificados que han venido participando en los diferentes Grupos de Negociación y en la Unidad Técnica creada para el efecto, la misma que deberá vincularse estrechamente al proceso, no sólo en el plano internacional, sino en el de concertación de posiciones a nivel nacional, así como lograr una decidida participación del sector empresarial. Una decisión de apoyo a todo nivel resulta esencial para garantizar la continuidad, la seriedad y la idoneidad en la dirección dentro del Ecuador de este trascendental proceso.

   Al identificar los principales desafíos, hay que señalar que para hacer posible el éxito de la Presidencia del Ecuador en el ALCA, así como los ambiciosos objetivos propuestos, se debe mantener la voluntad política del gobierno, del Congreso y de la opinión pública, y se debe persuadir a otros sectores de la sociedad civil para que se sumen a este esfuerzo. Cualquier cosa menos que esto sería un desperdicio de nuestro potencial.

 

EJERCICIO DE LA PRESIDENCIA DEL ALCA POR PARTE DEL ECUADOR

AVANCES DE LAS NEGOCIACIONES

 

   El 7 de abril del 2001, durante la Reunión Ministerial de Buenos Aires, el Ecuador asumió la Presidencia del proceso que conducirá a la creación del Area de Libre Comercio de las Américas.

   Con ocasión de la Cumbre Presidencial de Quebec, que se desarrolló entre el 19 y el 23 de abril del año en curso, se celebró una reunión extraordinaria del Comité de Negociaciones Comerciales del ALCA, bajo Presidencia del Ecuador, en la que se estableció el calendario de las negociaciones para los nueve Grupos de Negociación del ALCA y se acordaron las Presidencias y Vicepresidencias de dichos Grupos, los Comités Técnicos y Grupos Consultivos, para los próximos 18 meses.

   Cabe destacar que el 7 de mayo pasado se iniciaron las negociaciones sustantivas del ALCA, pues se deberá proceder a quitar los corchetes con que constan las distintas materias sujetas a negociación y a alcanzar acuerdos constructivos que permitan avanzar en el proceso de conformación de la zona de libre comercio hemisférica. Es necesario entonces tener en cuenta que al Ecuador le corresponde asumir la Presidencia del ALCA, una vez que los Grupos de Negociación han finalizado la elaboración de los primeros "borradores de texto" relativos a lo que podrían ser los futuros Capítulos del Acuerdo. Entonces, las negociaciones proseguirán sobre la base de lo que ya ha sido negociado en la anterior etapa del proceso.

   Al finalizar el 30 de octubre del 2002 los 18 meses de Presidencia ecuatoriana, el país deberá cumplir, entre otras responsabilidades, con presentar un segundo borrador del Tratado ALCA.

   Es fundamental separar el manejo de la Presidencia del ALCA conducente a lograr el avance del proceso, que responde al encargo soberano de 34 países, de la negociación misma que se lleva a cabo en los distintos grupos de negociación y consultivos, así como en los comités.

   Esta responsabilidad asignada al Ministerio de Relaciones Exteriores es la negociación en los nueve Grupos de trabajo y en los Comités y Grupos Consultivos del ALCA. Cada uno de estos Grupos se encuentra bajo la responsabilidad de profesionales y técnicos con años de experiencia en negociaciones internacionales, pertenecientes a la Cancillería, MICIP y MAG que cuentan con la colaboración de profesionales del Banco Central del Ecuador, Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual (IEPI), la Contraloría General del Estado y otras instituciones públicas, todos ellos apoyados por representantes del sector privado.

   El Canciller ha ofrecido mantener contacto permanente con el sector privado, involucrándolo directamente como apoyo a las negociaciones.

   Obviamente, los resultados de estas negociaciones dependen también de los avances que haga el Ecuador en materia de estabilización macroeconómica y de la creación de un clima de atracción de inversiones.

   La conducción macroeconómica es un factor transversal de la negociación. El Ecuador debe aplicar una política económica consistente en el tiempo y consolidar la estabilidad macroeconómica; en otras condiciones, la apertura sólo podría inducir a desequilibrios adicionales. En este contexto, es necesaria la cooperación y concertación entre los sectores productivos y el Estado.

   Por lo tanto el sector privado tendrá suficientes márgenes de maniobra para prepararse internamente para asumir los retos y oportunidades que ofrezca el ALCA, pues habrá un cronograma diferenciado en el tiempo de desgravación arancelaria por sectores.

   El Presidente de los EE.UU se comprometió a lograr la autorización del Congreso de su país (fast track), a fin de suscribir las negociaciones realizadas en el marco del ALCA.

   El Ministerio de RR.EE tendrá como política de gestión del proceso una apertura total hacia los sectores productivos y la sociedad civil, a fin de contar con sus importantes criterios y opiniones, en la perspectiva de precisar la estrategia nacional de negociación. Procurará lograr consensos entre los sectores público y privado y aplicará una absoluta transparencia a sus acciones de negociación.

   En este contexto, otra de las primeras y más importantes tareas cumplidas por la Presidencia ecuatoriana del ALCA ha sido impulsar el que los países y grupos de países, a la vez que los Presidentes de cada Grupo de Negociación, presenten propuestas concretas, en todas las materias en negociación, sobre pautas o lineamientos en cuanto a la forma de aplicación de un tratamiento especial y diferenciado en función de los niveles de desarrollo y tamaño de las economías, de modo que todos los países puedan participar de los beneficios que genere la creación del ALCA.

   En ese marco propuso la necesidad de crear un Programa de Cooperación Hemisférica, que tendría dos objetivos: favorecer el desarrollo de programas de competitividad y lograr apoyo complementario a las balanzas de pagos de los países medianos y pequeños.

 

El Ministerio de Relaciones Exteriores] [Politica Bilateral] [Politica Multilateral] [Sist. Ecuat. Coop. Internacional]
[Asistencia a los ecuatorianos y politica migratoria] [Ecuador y el  Alca] [Comercio Exterior] [Promoción Turistica]
[Relaciones Culturales] [Comite Ecuat. Cuenca del Pacífico] [Integración] [Nuestra Memoria Histórica]
[Academia Diplomática] [Tratados suscritos por el Ecuador]  [Discursos ] [Ecuador al Dia] [Boletin de Prensa]
[Seguridad Internacional] [Vacantes de Empleo en Organismos internacionales]  [Principal] [Ingles]