CIVILIZACIONES IGNOTAS


Dr. Carlos Villamarín E.  

Por: Giovanny Villamarín Herrera

        y Carlos Villamarín Escudero



Lcdo. Giovanny Villamarín H.

CIVILIZACIONES IGNOTAS

Misteriosas columnas pétreas de gran tamaño, rastro de una civilización ignota, acaban de ser casualmente descubiertas en las inmediaciones de la ciudad andina de Sigchos, provincia de Cotopaxi, Ecuador. Su emplazamiento se ubica en uno de los más escarpados farallones que configuran el cañón del río Toachi. Su nombre es el de Tangán (vocablo pronunciado en dos sílabas bien marcadas: “tan-gan”, al igual que el denominativo del vecino caserío de Lahuan: “la-huan”) y se halla a unos quince kilómetros Sigchos, aproximadamente, en un recorrido que apenas la mitad de su trayecto es carrozable.

Con certeza, como consecuencia del difícil acceso con que le resguardó siempre el emplazamiento de estos sorprendentes vestigios de una época de oro que conoció esta privilegiada comarca, nadie hasta ahora había tenido la menor noticia de este filón arqueológico. Hasta este mismo instante la comunidad científica ignora este evento que puede cambiar diametralmente el concepto vigente acerca de los conocimientos científicos que poseía el antiguo habitante americano.

SIGCHOS

Sigchos, la legendaria Sigchos, es uno de los lugares más fascinantes de la Tierra, fue aquí donde una civilización ignota dejó parte de su conocimiento impreso en la piedra, utilizando para ello técnicas constructivas que hoy día las ignoramos completamente. Desde el presente miramos el pretérito con fingida indiferencia y evidente soberbia, sin aceptar que entonces, el hombre fue receptáculo de conocimientos cuyas evidencias permanecen aún tangibles. Tal es el caso de estas impresionantes columnas que esperan de la ciencia su erudita lectura sobre su designio original y la data de su milenaria ancianidad.

Sigchos una población de larga data y de profunda raigambre. Su origen se pierde en las insondables profundidades del arcano. Pero debido a su luenga existencia y organización política y militar excelentes, según estudiosos de su prehistoria, protagonizó brillantes epopeyas. Una de ellas es la que constituyó la capital de la gran nación panzalea. A favor de esta tesis avalan pruebas evidentes. Además, en algún lugar del remoto pasado habría tenido la tecnología como para construir estas magníficas obras arquitectónicas.

       
 


  

   

  Enorme columna pétrea construida con varios bloques de gran tamaño que para moverlos, prepararlos y acomodarlos en su lugar adecuado hacía falta la fuerza de verdaderos gigantes.

 

La base de esta columna pesa sin duda varias toneladas y ella mucho más. Cómo la levantaron es algo que se escapa a nuestra imaginación.  ¿Fueron sus constructores quizá una especie de Goliat bíblico?

 


En la pared adjunta a la columna se observa la roca cortada en ángulos rectos y a su izquierda el vano de una puerta, posiblemente el acceso a un templo o palacio. Posteriores investigaciones lo esclarecerán.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Resulta verdaderamente patético observar que esta reliquia de pretéritas civilizaciones andinas se halla a punto de irse abajo a consecuencia de la fractura que presenta a mitad de su longitud. Si alguna institución, llamada a la preservación de la herencia patrimonial, no acude prontamente en su auxilio, se perderá un auténtico tesoro.

Columnas o pilares tallados en la roca viva con dimensiones exactamente iguales entre sí no pueden ser más que elaborados artificialmente, ya que la Naturaleza siente pronunciada apatía por las figuras geométricas y sobre todo por los ángulos rectos.

Este impresionante paisaje del entorno, en algún lugar del tiempo fue mudo testigo de insólitos acontecimientos que la arqueología habrá de descifrarlos.

 http://www.youtube.com/watch?v=0pIfWwSH39I&feature=player_detailpage

 http://www.youtube.com/watch?v=A5cIGpWZtLY&feature=player_detailpage

Vínculos de videos

 

 


Abundante material abandonado por los colosales constructores de la antigüedad. Sus piezas, enormes moles pétreas, talladas para un fin preconcebido, demuestran que se hallaban listas para ser usadas. Aun ahora dan la impresión de que esperan ser utilizadas.

 

 

  

  

  

_    Este artículo es parte de la obra Los habitantes misteriosos, y su reproducción total o parcial, sin previa autorización de sus autores, está terminantemente prohibida. Lo protege y ampara la ley internacional de Derechos de Autor.

 giovavillamarinh@hotmail.com    gustavovies@latinmail.com     carlosvillamarine@hotmail.com

________________________________________________________________________