Especies endémicas de la rica biodiversidad de Sigchos

 

                                                            Bosque natural

Campanilla

Cardo

 

 

                                                             Mariposa monarca

Mariposa morfo azul

Mariposa cola de golondrina

 

 

                                                                             Papagayo

Colibrí de cola ancha

Tucán

 

                                                            

 

                                                                     Carbonero

Pájaro carpintero

Mirlo

 

 

                                                                  Armadillo

Tigrillo

Jaguar

 

 

 Biodiversidad*

 

 

   Los bosques, en sus diferentes variedades, cubren actualmente un modesto porcentaje de la superficie territorial del cantón Sigchos. La tala estimulada por políticas gubernamentales que promueven la colonización de zonas deshabitadas, en unos cuantos años ha superado infinitamente la emprendida por los madereros durante siglos de explotación incesante, mediante procedimientos rudimentarios. Si bien, últimamente se intenta contrarrestar esta nefasta pérdida con programas de arborización (aún en el plano de lo experimental), jamás se podrá restituir la diversidad de la cobertura forestal natural. Además, la destrucción continúa ante la contemplativa acción de las autoridades, permitiendo que cada año se pierda definitivamente cientos de hectáreas de bosque.  
   El territorio forestal que se ha perdido en la ubérrima zona del cantón Sigchos era esencialmente bosque, habitad natural de gran parte de una rica biodiversidad comprendida entre las más significativas del país y del planeta. Si se tiene en cuenta la elevada concentración de especies, muchas de las cuales son endémicas, esta pérdida de bosques constituye un factor importante. Además de la pérdida de especies, la deforestación también da lugar a la erosión del suelo, inundaciones y desertización.

   Especies endémicas.

   Gracias a la topografía especial, a las barreras naturales, a la luminiscencia uniforme durante todo el año,  a la proverbial fertilidad del suelo y a una amplia escala climática que va desde la gélida temperatura del páramo cordillerano hasta la tropical de los valles y tierras bajas, pasando por toda una serie de estados ambientales que propicia la diferente altitud, Sigchos, al igual que las Galápagos, cuenta con especies únicas del reino vegetal y animal. Ejemplares tanto de la fauna y como de la flora, que los naturalistas han creído extintos, se hallan aún presentes aquí. Y sin duda quedan muchos otros por ser estudiados y clasificados.

   _________________________

   * “Ecuador posee uno de los porcentajes más elevados de suelo protegido en Sudamérica. Los parques y reservas naturales constituyen el 43,1% (1997) del territorio del país, frente al 2,7% de Perú, el 9% de Colombia y el 4,2% de Brasil. El gobierno de Ecuador fue uno de los primeros en participar en el intercambio deuda-por-naturaleza, que permite a los países en vías de desarrollo intercambiar deuda pública por moneda nacional que se utiliza para diseñar y poner en marcha diversos planes de gestión medioambiental. El ecoturismo ha ido ganando en popularidad, principalmente en las islas Galápagos, que ofrecen una gran variedad de especies únicas. El petróleo es uno de los principales recursos naturales de Ecuador y una importante fuente de ingresos. Pero los desechos industriales, especialmente los derivados de la producción petrolífera, han provocado una importante contaminación del agua. Se han destruido los humedales a lo largo de la costa ecuatoriana para instalar criaderos de camarones, un segmento de rápido crecimiento en la industria pesquera del país.
”Ecuador forma parte de tratados relativos a biodiversidad, cambio climático, desertización, especies en peligro de extinción, desechos peligrosos, contaminación naval, bosques tropicales, humedales y caza de ballenas”.